Tres palabras: Minimalismo maximalista Japonés

En un entorno dominado – aún colonizado – por la cultura occidental, especialmente norteamericana, es difícil encontrar tendencias frescas y posturas personales en relacionadas con la moda que no estén influenciadas por los artistas de siempre. Hoy, como un regalo refrescante o un dato curioso, les traigo el minimalismo maximalista japonés.

Tokyo Fashion Week, Vogue UK

No es un término oficial – al menos no lo encontré en mis búsquedas en Google. Es una forma fácil de explicar la estética única, divertida e imponente que en las calles de Tokio llevan a la perfección.

Comentario de Cam: Además me gusta pensar que por fin encontré una forma de sonar inteligente.

Y… ¿cómo la conociste, Cam?

Hace casi dos años, cansada de que YouTube e Instagram me llevaran a los lugares de siempre – Ariana Grande, Kim Kardashian, Calvin Harris – empecé a escuchar k-pop con la esperanza de descubrir algo nuevo. Conozco el k-pop desde hace casi 10 años y al principio me parecía una cosa chistosa, rara e intrigante. Después de un tiempo conocí un lado más underground y me encantó.

Así fue como artistas del estilo de YESEO, Crush, Cherry Coke, Yaeji y Cheno se convirtieron en mis referentes estéticos a la hora de (intentar) vestir diferente. Seguí una buena cantidad de cuentas de Instagram relacionadas y encontré fotografías en Pinterest en honor al streetstyle de Seúl.

Seoul Fashion Week, Coveteur

Meses después tuve la oportunidad de trabajar en un proyecto de diseño de calzado en la universidad, tomando el mercado y las características estéticas de otro país – de preferencia lejano – como referente. Aunque el país elegido fue Corea del Sur, durante la investigación me encontré con el streetstyle de países vecinos. Uno de ellos fue Japón.

Al escribir “streetstyle + Tokio” y oprimir la techa intro en Pinterest, la ráfaga de imágenes que apareció me sorprendió.

¿Quiénes son estos humanos? ¿¡Por qué visten así!?

Tanto en diseñadores y artistas, como en estudiantes y empresarios, es posible encontrar este espíritu brillante, simple y único que cobra vida en las calles.

No es fácil entender qué tienen en común al inicio. Además de utilizar combinaciones arriesgadas y no mostrar señales de tener en cuenta los consejos que inundan revistas de moda. No hay un afán por resaltar la silueta femenina, seguir estrictas paletas de colores o las últimas tendencias.

No hay señales de tener en cuenta nada más que la creatividad y los impulsos que derivan de ella.

Las posibilidades en Japón – estéticamente hablando – tienen la infinidad del universo. El estilo tierno de la calle Harajuku se mezcla con influencias globales, siluetas antes que recuerdan a un kimono tradicional y características tomadas de un sinnúmero de subculturas.

Lo que más me gusta y atrapa es el aura dramática los rodea. Con las prendas más simples – más básicas – adquieren imponencia a través el uso experto de las proporciones. No temen a colores, materiales ni acabados, y ninguna plataforma es demasiado alta.

Comentario de Cam: Además tienen el cabello más colorido e increíble que he visto. Es una de mis partes favoritas.

El minimalismo

El estilo callejero japonés es – en muchos casos – una oda al minimalismo.

Drop Tokyo, un website dedicado a compartir las mejores fotografías de streetstyle en la ciudad, está lleno de modelos, artistas y otras personalidades japonesas. Sus publicaciones están llenas de siluetas clásicas y colores neutros, que dan una vibra effortless a cada fotografía. En un mundo saturado de tendencias que ya no tienen lógica alguna – la YouTuber Zafiya Nygaard se encarda de demostrarlo – son visiones refrescantes.

El maximalismo

La simplicidad de Tokio – aunque no es compleja en sus elementos – maneja un juego de proporciones exageradas. Las prendas oversized van más allá de una o dos tallas adicionales, como la bufanda favorita de Lenny Kravitz. El aparente desinterés por dibujar siluetas estilizadas o formas delicadas hace que en Tokio la exploración y la experimentación nunca terminen.

Ningún abrigo es demasiado largo, esponjoso o brillante. No hay plataformas demasiado altas ni punteras demasiado anchas. El límite está dado por la disponibilidad y las leyes de la física, no por las aburridas proporciones del cuerpo humano.

¡Y de ahí viene el nombre!

Dejando de lado la coherencia detrás de minimalismo maximalista japonés como concepto, este estilo o forma vestir es para mí una inspiración, y no sólo estéticamente.

Ver a estos humanos fabulosos de cabello colorido posar sin miedo bajo letreros de neón y flores de cerezo me hace feliz. Me recuerda que, aunque los medios y las revistas de estilo hablen de tendencias, cánones e ideales, aún existen honestos destellos de autenticidad. Existen personas alrededor del mundo que marchan a su propio ritmo.

Nunca me ha convencido el discurso tradicional sobre los tipos de cuerpo. Las personas no son peras, cuadrados ni relojes de arena. Tampoco existen en únicamente tres tonos de piel o tienen la misma geometría, las mismas curvas. Si no somos iguales, ¿por qué deberíamos buscar el mismo objetivo? ¿Por qué deberíamos encajar en el mismo canon?

Hace un tiempo en un libro que hablaba de la moda y la identidad, leí sobre cómo la moda se convirtió en un sistema que intenta estandarizar a través de la idealización de una única silueta. Esta silueta con el paso del tiempo se convirtió en algo antinatural. La serie de medidas y proporciones que debemos tener para vernos bien no corresponden a cuerpos reales. No tienen una equivalencia de carne y hueso.

No quiero tener una imagen de reloj de arena y tampoco me interesa parecer más alta.

Quiero aprender a ignorar los molestos mensajes de mi cerebro que me dicen que algo es demasiado grande, demasiado brillante o simplemente extraño. Y así, con el tiempo descifrar la magia detrás del minimalismo maximalista japonés. Quiero entender los secretos escondidos detrás de capas esponjosas de tela que flotan por el mundo en el más alto par de zapatos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: