Escribir es un regalo y leer es un robo

O algo así (¡Volvieron los GIFs de gatos!)

(16/52)

Creo que todos, absolutamente todos tenemos una voz en la cabeza que aunque no entra en discusiones, da forma a todo lo que pensamos. Una vez leí sobre ella en un artículo de psicología (estoy casi segura) y sí, existe.

Nunca la ignoro (es bastante ruidosa), pero no siempre sigo sus ideas absurdas. Hoy es un día diferente: La pequeña y molesta voz dijo “Cam, ¡escribe sobre cómo es escribir! ¡Hazlo, hazlo, HAZLO!”.

A veces las ganas de ESA voz de salir son tan incontrolables que tengo que enviar muchos impulsos negativos a mis manos

Y aquí estoy

Escribir es dar permiso de salir a jugar a esa voz molesta y entretenida, de correr entre las personas, asustar a uno que otro distraído y entrar en discusión con otras voces, con otros sonidos y en otros lugares. Hay lugares planos (como este) y también lugares tridimensionales, mágicos y habitados por miles, miles de voces, que al final resultan ser demasiadas para ser consideradas como únicas.

La forma en la que una voz adquiere esa característica “única” y se siente especial en el mundo, es cuando tiene el permiso del cerebro, a través de los dedos del portador, de salir y regarse en los teclados y empezar a habitar medios más tranquilos. Aquí en este párrafo que estás leyendo, seguro la sientes.

¡Está aquí! Cobrando vida a través de ti. Apostaría un helado de tamaño considerable a que esa voz, tu propia voz interior, es la que está tomando el control y pronunciando estas palabras que se mueven con un eco divertido en tu cabeza.

Puede que la veas así cuando notes su presencia pero no temas

Aquí es donde las cosas se ponen confusas

Aunque es bastante divertido dejar que los sonidos atrapados salgan, también es divertido apropiarse de palabras nuevas, viajar mágicamente a historias diferentes y robar palabras (como las que en este momento estás tomando atrevidamente de esta pantalla).

¡Deja de robar mis exclamaciones!

(y susurros)

GRITOS TAMBIÉN, ALÉJATE

Es divertido, ¿verdad? Ahora imagina, solo imagina lo que alguien como yo (o algún otro ladrón de voces) siente cuando llega a vincularse, acercarse y conocer una voz nueva. Una voz que ha pensado y vivido cosas diferentes, que cambia, se mueve y empieza a vivir en una nueva caja de letras.

Por eso esta vez, la propuesta o invitación que esta voz (la de los Comentarios de Cam) hace, es a que dejes salir a la voz gritona, histérica, pesimista, divertida, rara, alegre o curiosa que se encarga de leer todo lo que entra por tus ojos y se reproduce en el interior.

Los Comentarios de Cam hechos gato

Con el tiempo que llevo escribiendo (mucho, sin comentarios) también le encontré cierto cariño a mi curiosa y desesperante voz y ahora no puedo dejar de leerla. Soy de esas personas afortunadas (escribo para mí), y aunque no garantizo que lo seas en un futuro cercano, alguien más podría ser feliz con tu voz, olvidar que estar terminando semestre es la cosa más horrible de la tierra o que debe sacarse las cordales (muelas del juicio).

También puedes hacer feliz a alguien en secreto (sí, también lo hago). No todo tiene que estar al aire libre para que las voraces bestias que habitan las pantallas y mundos de pixeles lo devoren.

Piensa en estas letras como un regalo: Para mí, para ti, para los viajeros y surfeadores de Medium, para tu tía, para tu gato, para Blair Waldorf…

Entrevistador imaginario: Cam, es hora de terminar…

Eres terrible, Cam. Los Comentarios de Cam regresarán en una próxima edición (es una voz complicada, entiendan).

Bye bye

Con felicidad infinita y que rebota como resorte,

Cam.


Nota importante: ¡Podrías escribir para Vestigium! Es una idea. Una sugerencia. Aceptamos todas las voces. Conócenos.

¡Te estamos esperando!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: