Curiosa y miedosa

Ay, me siento levemente incómoda escribiendo sobre mí misma

Aclaración importante: Empezar a hablar en primera persona siempre se ha sentido como una de las cosas más raras del universo. Tengo tantos problemas con esto que algunas veces hablo en tercera persona en la vida real, en voz alta y cuando todos pueden escucharme (es raro, ojalá no me escuchen así). Espero hacer un buen trabajo aquí y disimular un poco lo desordenado que es mi cerebro.

Hola, soy yo. No tengo fotos de persona seria…

Bueno, aquí vamos.

Entrevistador imaginario: ¿Quién eres y de dónde vienes?

Para mis papás cuando se enojan, MARIA CAMILA (en mayúsculas gritadas), para los profesores y las personas de los bancos, Camila; y para mis amigos y un gran porcentaje de las personas que he conocido en internet, soy Cam.

Vengo, como todos, del polvo de estrellas y hierro y todos los elementos que se formaron en medio de la nada hace millones de años, pero tomé la forma de un humano curioso de cabello morado en Bogotá, Colombia. Entre otras cosas, como demasiado azúcar, me dan miedo los perros (pero tengo una carpeta de fotos de ellos en el computador) y me gusta el drama (DRAMA).

Entrevistador imaginario: ¿Y a qué te dedicas?

Estoy terminando de estudiar diseño industrial, aunque después de once semestres me siento menos diseñadora industrial que cuando empecé. Prefiero llamarme a mí misma “diseñadora” a secas. Esto viene de una larga discusión interna que cuando quieran puedo contar (de verdad, cuando sea). También soy parte de la comunidad College Fashionista, del equipo en Colombia de Fashion Revolution, blogger y theme maker en Tumblr, y CEO en proceso de DosNueveCuatro y Cofeto.

Entrevistador imaginario: ¿Cuáles son tus aficiones o gustos?

Como aficiones, están escribir, tomar fotos de objetos inanimados, hacer libros pequeños (sé encuadernar algunas cosas), escribir HTML y CSS para páginas web, comer, estoy iniciando en la ilustración digital (aparezco en Instagram como @enodoodles), corro, a veces hago yoga, vuelvo a comer… Y me gusta leer libros dramáticos, pasar las tardes en Netflix, Florence + The Machine, los viajes improvisados, el streetstyle, el vino chardonnay, el chocolate oscuro y la pizza de manzana verde con queso azul.

Entrevistador imaginario: Y… ¿por qué no podías hacerte esas preguntas sola?

Ay, es difícil. Creo de verdad, honestamente y desde el fondo de mi ser, que cada que alguien escribe está contando quién es, entonces encuentro un poco molesto, casi narcisista hablar abiertamente de mí misma. “Yo hago, yo pienso, yo creo…” son frases que me desesperan. Sí, amigo, si lo escribiste tú, es algo que piensas, algo que haces y algo que crees. Encuentro un poco redundante la situación…

Entrevistador imaginario: Está bien, te entiendo (soy tú, literalmente), voy a seguir ayudándote… ¿Qué ves en el futuro?

Hay tantas, tantas cosas: Veo sándwichs y cafés, cuadernos con hojas de mil colores, viajes con muchas, muchas fotos para editar y sobre las que dibujar. Me veo en algún lugar del mundo haciendo lo que me encanta hacer: Contar historias, porque en eso terminan todos mis pasatiempos. Escribir, dibujar, y codificar son solo unas de las formas en las que es posible.

Entrevistador imaginario: No podías responder de forma más rara, ¿verdad?

No puedo responder algo que no veo, Cam entrevistadora. No sé cómo es el futuro pero tengo esperanzas brillantes, brillantes. También tengo el tiempo y energía de un humano de 22 años para que todo funcione. Dejémoslo en que quiero vivir en un apartamento lleno de sol, tener un gato esponjoso y levantarme todos los días a escribir, dibujar, planear cosas nuevas y hacer que todas mis ideas de negocio malvadas funcionen (sin spoilers hasta su lanzamiento).

Entrevistador imaginario: Así está mejor. Creo que ya fue suficiente, Cam, ¿algo más que quieras decir sobre ti?

Sí, siento que faltó algo importante: Si hay dos palabras que me definen, son curiosidad y miedo. Son las portadoras del equilibrio en mi vida y no sé cómo funcionaría si no las tuviera conmigo. Aunque muchas, muchísimas cosas me dan miedo (escribir esto me tiene un poco nerviosa), la curiosidad es esa cosa ruidosa que me dice que lo haga, que siga, que acepte esa invitación dudosa, intente dibujar esa cosa difícil, haga la prueba de viajar sin adultos responsables y escriba aquí, solo para ver qué sucede después.

Entrevistador imaginario: Ay, lo siento, olvidé algo… ¿Y Vestigium?

Perdona pero eres un terrible entrevistador. Bueno, Vestigium fue un accidente feliz. No llevo más de seis meses en Medium y hasta hace poco ni tenía muy claro qué era una publicación (ahora sí, he aprendido cosas) pero la primera vez que preguntaron si alguien quería pertenecer al equipo editorial no tardé en responder (tampoco había editado ningún texto en mi vida, además de los ensayos horribles que mis amigos de la universidad a veces querían que revisara).

Y editar textos es raro. Es entrar a la cabeza de alguien más y desde una posición alejada, modificar levemente sus pensamientos sin realmente cambiar la forma en la que hablan, pero ha sido una experiencia divertida. Como editora en Vestigium, a veces leo textos cargados de política, historias divertidas y poesía, todo en la misma hora.

No llevo mucho en la publicación (ni en Medium, duh) pero veo un futuro brillante.


Y ahora sí, estoy aquí para leer lo que tengan que decir o ayudar si no saben cómo hacerlo, y también para ser leída. Soy un humano tímido pero amigable.

Estoy en demasiadas partes en internet (en verdad demasiadas, perdón), pueden conocer la mayoría de ellas aquí https://about.me/chiano

¡Hasta pronto!

2 comentarios en “Curiosa y miedosa

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: